Otros artículos

La fragilidad del alma humana

La fragilidad del alma humana

La fragilidad del alma humana es de tal naturaleza, que esta semana pudimos apreciar cómo un defensor público lloraba, al lad ...

Amar, la mejor decisión

Amar, la mejor decisión

¿Podemos celebrar con tanta efusividad el ascenso de una compañera de oficina? ¿La graduación con honores de quien no ha si ...

Un país de particularidades

Un país de particularidades

Y se despachan a descalificar, recomendar y sugerir sobre temas que no resolvieron cuando ocuparon la silla presidencial. Esa e ...

La juventud sí tiene la palabra

La juventud sí tiene la palabra

¿Acaso son ajenos estos jóvenes o aquellas estudiantes a la manera cómo se esfuman para sus padres las posibilidades de pens ...

Pasado, presente y...

Pasado, presente y...

-GilDARDO: Disculpe usted, invitemos a los habitantes del villorrio a ser propositivos; hay mucho por hacer y gran parte nos co ...

Nos llegó la hora

Nos llegó la hora

Nada fue posible gracias a la falta de voluntad política, cero responsabilidades y una ausencia total de amor por Girardot. Pe ...