Radio de Acción

EcoKlub, una iniciativa para emprendedores de Girardot

Reconoce que la idea inicial nació de un grupo de «entusiastas» que actualmente se dedican principalmente a emprendimiento digital. Personas que han propugnado «por favorecer el ecosistema y el emprendimiento».

EcoKlub, una iniciativa  para emprendedores de Girardot

Como una propuesta innovadora dentro del sector económico de la ciudad se presentó ayer miércoles (04.11.2020) EcoKlub. Una iniciativa privada que busca apoyar a los emprendedores locales.

Plus Publicación estuvo presente en el lanzamiento del producto que se llevó a cabo en sus instalaciones ubicadas sobre el famoso Camellón del Comercio, diagonal a la antigua estación del tren.

Explicando el nacimiento de esta idea para emprendedores, Julián Huertas Fernández, docente universitario y concejal de Girardot, señaló que sobre el asunto « […] se habla mucha teoría y se hacen proyectos pero nunca llegan a un feliz término. Nosotros queremos romper este paradigma, y poder hacer de esto una realidad».

En sus palabras, es un mini centro comercial de emprendedores de la ciudad, que conformen una «comunidad robusta que permita trabajar con el principio de colaboratividad (sic) y el gana-gana, para que gane el emprendedor, gane el municipio con su gente, y que realmente haya generación de empleo a futuro».

ÉXITO O FRACASO

En el proceso de esta idea está concebido, como es normal, la posibilidad de éxito o fracaso, lo que espera Julián Huertas se dé en el menor tiempo posible, para de esa forma tomar las decisiones de acuerdo a las necesidades y resultados del momento. «Si hay fracaso, que podamos plantear una nueva idea, porque esto va a ser con un acompañamiento permanente para capacitación. Y segundo, si hay éxito poderlo llevar a una incubadora empresarial que busque una conformación legal como empresa y que realmente se vea reflejado en nuevos empleos y en nuevos ingresos para la ciudad».

De cualquier manera considera el catedrático, es un proceso de aprendizaje constante en donde se fortalecerán debilidades y afianzarán las fortalezas de la iniciativa y cada uno de los negocios allí concentrados.

EN COLOMBIA NO HAY ALGO SIMILAR

Señala Huertas Fernández que este tema es innovador, principalmente porque, según él, no existe en Colombia ninguna idea similar que en este momento se encuentre funcionando. « […] en el contexto nacional no existe un espacio de esta categoría. Si existen, son solamente teóricos, nosotros trascendemos de la teoría y podemos poner productos y servicios en el mercado real», advirtió.

Reconoce que la idea inicial nació de un grupo de «entusiastas» que actualmente se dedican principalmente a emprendimiento digital. Personas que han propugnado «por favorecer el ecosistema y el emprendimiento».

CONOCIENDO EL NEGOCIO

Está claro que cualquier persona puede vincularse al proyecto sin importar su edad, partiendo del principio que menciona Julián, y es que «para emprender no hay edad».

La estructura física está concebida para locales de dos metros de área aproximadamente, en los que podrá acceder a una vitrina, publicidad compartida, y los servicios adicionales, por $330 000 que se deben pagar por el «arriendo social», como lo llama él.

Hay espacio para 11 o 12 locales, de los cuales ya 3 se encuentran en funcionamiento.

DESEMPLEO Y LA CULTURA DE LO FÁCIL

Reitera que esta propuesta además de querer incidir y aportar al problema del desempleo de Girardot, también apunta hacia la problemática social en donde la juventud principalmente ha caído en la cultura de lo rápido y fácil. Sobre el tema apuntó: « […] la cultura de lo fácil y rápido, que solo trae muerte y cárcel. Aquí yo conozco muy bien esa radiografía social, y por ende me la juego toda con este tema. […] es una muy bonita oportunidad para darles el espaldarazo a esas personas que tienen ideas, que tienen el ímpetu, que tienen las ganas, pero que a veces falta ese empujoncito que es lo que nosotros queremos dar aquí».

Acompañando el proceso también tiene el proyecto del primer curso de guías turísticos para el municipio.  Esto, porque según Julián, va a llegar un operador turístico a la ciudad que va a ofrecer a los turistas «la historia dorada de Girardot, que nadie la comenta, y no conseguimos un guía. Pero vamos a generar ese valor agregado […] que les podamos contar la historia del puente férreo, parque de la locomotora, la historia del tren, qué significo el Camellón, el embarcadero, el río, […] tomar ese legado grande de Girardot y poderlo llevar a los turistas y que nos empiecen a ver de forma respetuosa». 

Por supuesto, aclara él, con el Registro Nacional de Turismo y con la posibilidad de solicitarle a la Administración municipal otro Punto de Información Turística (PIT). Considera inaudito que únicamente exista un solo PIT en una ciudad turística, que no funciona permanentemente.

¿Y DE LA POLÍTICA QUÉ?

No se podía dejar de hacer una pregunta que un sector de la comunidad puede hacerse, con todo el derecho, alrededor de esta idea de emprendimiento:

¿No puede interpretarse que esto es un pretexto para hacer política y afianzarse en el medio? Transcribimos la respuesta completa de Julián Huertas: «Este pretexto lo vengo haciendo hace más de quince años y es una pasión, es una vocación que yo tengo en mi corazón. Es un tema que realmente fluye, aunque es una propuesta de campaña.

Aunque los concejales no manejamos propuestas de campaña, yo sí, porque a mí me gusta hacer, yo no soy de teorías sino de acción, de práctica. […] y pues si tiene rendimientos políticos pues sería lo minimo, porque es que se está trabajando, y hemos embellecido la ciudad, y hemos sembrado árboles, y estamos trabajando temas ambientales defendiendo el río.

Vamos a mirar temas con Ser Ambiental porque realmente es una empresa que no me convence, que tenemos que tomar acción para que esto mejore.  Porque es vergonzoso que no tengamos hoy un sistema mínimo de reciclaje, que no estemos recuperando ni el 5% de todo lo que produce la ciudad. Que hay sectores que hay que embellecer, pero no con el manejo de las llantas que afean la ciudad y generan un riesgo para la salubridad.

Entonces en esa línea es vocación, convicción, y un proyecto de mi corazón».