Cultura

Volvieron las competencias de canotaje al río Magdalena. El fin de semana se efectuó la primera válida entre Ricaurte y Girardot

Juan Carlos Rodríguez, hijo de Luis Eduardo, expresó a este medio de comunicación que fue su padre quien 25 años atrás impulsó este tipo de actividades. Competiciones que sus hermanos y él decidieron en estos momentos apoyar para que los ojos de la ciudadanía miren hacía la ribera. «Tener en cuenta a una parte de la sociedad que pocos la tienen en cuenta, que es a los pescadores y a los canoeros del río Magdalena (sic)», afirmó.

Volvieron las competencias de canotaje al río Magdalena. El fin de semana se efectuó la primera válida entre Ricaurte y Girardot

En homenaje a la memora de Luis Eduardo Rodríguez se cumplió en la mañana de ayer (18.09.2022) la Primera Válida de Canotaje Artesanal que lleva precisamente su nombre, organizada por la Asociación de Pescadores (ASOARTEPESCAGIR).

Plus Publicación llegó hasta el sitio conocido como el Embarcadero Turístico de Girardot, lugar a donde arribaron los participantes que emprendieron su competencia desde el municipio de Ricaurte, aproximadamente a las diez de la mañana.

De diecisiete participantes inscritos que tuvo la competencia, los primeros tres lugares quedaron de la siguiente manera: primer lugar para los hermanos Benjamín y Luis Carlos Flórez; el segundo puesto fue para Juan y César García. En la tercera posición llegaron los hermanos Carlos Felipe y Yeison Chagualá.

LA TRADICIÓN

Juan Carlos Rodríguez, hijo de Luis Eduardo, expresó a este medio de comunicación que fue su padre quien 25 años atrás impulsó este tipo de actividades. Competiciones que sus hermanos y él decidieron en estos momentos apoyar para que los ojos de la ciudadanía miren hacía la ribera. «Tener en cuenta a una parte de la sociedad que pocos la tienen en cuenta, que es a los pescadores y a los canoeros del río Magdalena (sic)», afirmó.

Para Juan Carlos es «una demostración de que sí existen más personas y seres humanos en las orillas del río Magdalena, en Girardot y la región. Flandes, Ricaurte, y nace de eso, de la ausencia. Y queremos transmitirle eso a la sociedad girardoteña y del país», anotó al señalar la intención de reiniciar con estas programaciones náuticas.

Y junto a la herencia de antepasados, está también la tradición oral de una de las tareas más arduas y fuertes que conlleva en sí, el día a día del pescador y el ribereño. Los habitantes de los barrios Puerto Montero, Puerto Cabrera, Diez de Mayo, Puerto Monguí, Las Bocas, saben perfectamente de qué se trata, insinuó Rodríguez.

«Esta es una manera de recordarle que venimos del río Magdalena, de no dejar perder esas costumbres. Ojalá que los pescadores le transmitan este tipo de tradiciones a sus hijos, le transmitan la gastronomía también a sus hijos, a sus hijas, en fin, lo que buscamos es que no se pierda nuestra identidad, nuestra cultura girardoteña», dijo emocionado Juan Carlos.

«EL RÍO MAGDALENA NO ES UNA ALCANTARILLA»

El momento fue aprovechado por Plus Publicación no solamente para hablar sobre una actividad ancestral, necesaria para la subsistencia, sino también para hablar sobre la realidad del río. Esa necesidad repetida tantas veces, pero aun ausente de la conducta de los ciudadanos, de cuidar y resguardar el ancho y el largo del Magdalena.

Para Juan Carlos Rodríguez esta clase de actividades es un contundente y claro «llamado de atención a todos los entes territoriales, a la nación, para que les exijan cumplir a sus municipios con sus PTAR, con sus planes ambientales; a la CAR, a Cortolima, Cormagdalena. ¡Que el río no puede seguir siendo el destino de las alcantarillas, de las aguas residuales y de las basuras!»

Tiene en cuenta en su discurso el cuidado del medioambiente. Cree que las políticas medioambientales no deben llegar únicamente de los gobiernos, sino que también es importante que se involucre la comunidad, la ciudadanía en general.

Reconoció que, aunque la estrategia de recuperación del río Bogotá presenta aspectos positivos, «tanta plata y tantos billones de billones de dólares que han gastado y seguimos por las mismas», aseveró el empresario.