Salud

El servicio en la Clínica Dumian en Girardot sigue «igual de peor», dice el presidente de usuarios de esta institución, Luis Roberto Acosta Díaz.

Ante esto afirma que Dumian debe «romper ese cordón umbilical entre Girardot y Cali, es decir que tiene que haber una persona aquí en Girardot con la suficiente autoridad para poder autorizar eso, y nos obviamos el paso bobo (sic) de mandar eso a Cali. Porque es que aquí Dumian no puede hacer nada si Cali no lo ordena, aquí no se puede comprar ni una sábana porque eso lo han manifestado muchas veces».

El servicio en la Clínica Dumian en Girardot sigue «igual de peor», dice el presidente de usuarios de esta institución, Luis Roberto Acosta Díaz.

Los usuarios de Dumian continúan manifestando su inconformismo con el servicio que reciben en esta Clínica en la ciudad de Girardot. Deshumanización en el servicio, demoras en la asignación de citas, escaso número de médicos especialistas, son algunos de los problemas que se denuncian diariamente.

Así lo dio a conocer a Plus Publicación el presidente de la Asociación de Usuarios de Dumian en Girardot, Luis Roberto Acosta Díaz, en una entrevista en la que subraya varios inconvenientes que, según él, se vienen presentando desde hace mucho tiempo en esta institución de salud.

EL PROBLEMA DEL SISTEMA

Uno de los inconvenientes que origina mayor afectación al usuario es la inestabilidad que tiene el sistema que soporta la asignación de citas. Señala Acosta Díaz que «El problema fundamental radica en que el sistema que maneja Dumian se cae permanentemente, ¿y entonces qué acontece? Que las citas no se pueden conceder, no se pueden otorgar, y ese es un problema que viene de tiempo atrás, no es de ahora».

Dice tener información por parte de un funcionario de Dumian que esta situación se presenta a nivel nacional, con un agravante. Que el plan B que se tiene diseñado para cuando se presente la contingencia afecta notablemente al usuario. Es la adjudicación de citas de manera manual, que debe ser autorizada en Cali, proceso que puede durar de dos a tres horas aproximadamente, según el presidente de la Asociación.

Dice que esta situación origina una pérdida de tiempo para el usuario, sobre todo para aquellos que no residen en la ciudad, sino que vienen de municipios cercanos. En síntesis, «implica pérdida de tiempo y una mala atención», máxime si se tiene en cuenta que de acuerdo con la información que tiene el problema radica tanto en el sistema como en el operador de la Internet.

Ante esto afirma que Dumian debe «romper ese cordón umbilical entre Girardot y Cali, es decir que tiene que haber una persona aquí en Girardot con la suficiente autoridad para poder autorizar eso, y nos obviamos el paso bobo (sic) de mandar eso a Cali. Porque es que aquí Dumian no puede hacer nada si Cali no lo ordena, aquí no se puede comprar ni una sábana porque eso lo han manifestado muchas veces».

EL DÉFICIT DE PROFESIONALES

Otra situación que alarma a la comunidad es la falta de especialistas en diferentes áreas de la medicina, que según explica Acosta, Dumian asegura que sucede por la escasez de estos en todo el país. Y preocupa porque en varias ocasiones obtener la atención por parte de un especialista se hace demasiado lento y difícil, además que «en ocasiones tampoco es que DUMIAN tenga habilitadas todas las especialidades».

Adicional a esto, se presenta una situación particular, y es el tiempo que actualmente implica viajar de Bogotá a Girardot. Motivo que seguramente a desmotivado a varios profesionales para vincularse con esta entidad.

Al respecto Luis Roberto afirma que «[…] un viaje de 3 horas se convirtió en un viaje de 7 horas. Pues el médico le tira cuentas a eso, dura 7 horas viajando de ida y 7 de regresó a Bogotá, a manera de ejemplo son 14 horas […] entonces esa escasez de la no presencia del especialista represan muchas consultas, o sea que no las puede evacuar todas el mismo día […]».

Sin dejar de mencionar que Dumian «de pronto les cobra más barato la atención» a las EAPB vinculadas con la Clínica. Lo que hace que «todas contratan con Dumian, entonces la demanda de servicios sobrepasa la oferta que tiene Dumian para poder atender esa demanda», apunta Acosta Díaz.

OTRO INVCONVENIENTE: LA TEMPORALIDA EN LOS CONTRATOS

Un aspecto que para el presidente de la Asociación de Usuarios de Dumian afecta el servicio, es la temporalidad en los contratos.

«Yo por ejemplo tengo un contrato de prestación de servicios con Dumian por un año, pero cuando se cumple el año entonces me hacen a un lado y me dejan por fuera un mes o dos meses, para evitar la continuidad en la prestación del servicio». Este comportamiento afecta varios aspectos, asegura Roberto Acosta; «se pierde» el esfuerzo que se hace en capacitar al personal técnicamente, y en el tema de la «humanización del servicio».

Cada periodo debe incurrir en más tiempo para mantener óptimamente capacitado al personal que allí labore afectando el buen funcionamiento de la Clínica.

DESHUMANIZACIÓN DEL SERVICIO

La deshumanización en el servicio es otra queja que el representante de los usuarios de Dumian recibe regularmente.  En general habla de la falta de información a los familiares por parte de los médicos y del personal asistencial con respecto a la salud del paciente.

Como caso particular habló de los pacientes recluidos en UCI, de los cuales sus familiares tienen la necesidad de contactar para tener cercanía con ellos, pero no es posible por las condiciones de bioseguridad que deben cumplirse.

«Proponía, por ejemplo, consigan una trabajadora social con un teléfono, hagan una videollamada; si la persona que está en la UCI puede hablar póngala en contacto con el familiar y guardamos los protocolos de bioseguridad para preservar la salud del paciente. Y si puede hablar, pues lo ponen a hablar 2 o 3 minutos y el familiar queda contento. ¡Eso es humanizar el servicio y eso no les cuesta nada!».

EL SERVICIO SIGUE IGUAL DE PEOR

Al preguntarle su percepción sobre el servicio en la Clínica Dumian de Girardot, Roberto Acosta aseveró que «sigue igual de peor». Añadiendo que «todo el mundo se queja, pero nadie dice nada».

Asegura que cuando escala las quejas que recibe de los usuarios a la gerencia de la ESE, esta solicita que el quejoso presenta su inconformidad de manera formal para iniciar el proceso, «pero él nunca va a poner la queja, entonces qué podemos hacer, ¿seguir soportando la deficiencia en la prestación del servicio?, ¡pues no, no debe ser así!, dice enfáticamente Acosta Díaz.